Soneto XLIV

Sabrás que no te amo y que te amo 
puesto que de dos modos es la vida, 
la palabra es un ala del silencio, 
el fuego tiene una mitad de frío. 

Yo te amo para comenzar a amarte, 
para recomenzar el infinito 
y para no dejar de amarte nunca: 
por eso no te amo todavía. 


Te amo y no te amo 
como si tuviera en mis manos 
las llaves de la dicha 
y un incierto destino desdichado. 


Mi amor tiene dos vidas para armarte.
Por eso te amo cuando no te amo 
y por eso te amo cuando te amo.

Pablo Neruda



Comentarios

Sara O. Durán dijo…
Extraordinario poeta!!! Por eso siempre estará vigente, qué bueno que lo has subido en esta ocasión
Un abrazo de anís muy grande.

Entradas más populares de este blog

Entrevista con Dios (Parte I de II)

Ojos color sol

En un día gris...