Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2006

Me gusta...

Imagen
Me gusta observar

Disfruto llenarme los ojos de gente, colores, formas... percibir la dulcísima cadencia que tiene este mundo al avanzar, atrayéndonos hacia ella, con todo el amor de su fuerza de gravedad.



¿Qué sería de la vida sin...

los cafés tumultuosos en la tarde?
las pláticas de sobremesa de política o "cosas peores"?
las conflictuadas calles céntricas y toda su parafernalia?
los comerciantes?
los niños juguetones?
las parejas que, abrazadas, pasean su amor en los parques?
el tráfico de mediodía?
las luces centelleando en el semáforo, mientras la gente tiene prisa?
el ruido de las transacciones en el mercado, entre frutas y flores?
el murmullo eufórico de los niños al salir de clases?
el caos hidráulico y urbano de las lluvias vespertinas?
el sol de la mañana?..

Y sucede que me gusta la vida

la vida y sus contrastes, luces y sombras
la tarde cayendo, la noche profunda e infinita
la playa, mis cerros, el bosque



Adoro el aroma del café por la mañana
el color del vino y el sabor de la charla

¿Agua de cielo?

Imagen
Si, agua de cielo, cayendo constante, fina y pura sobre la capital del estado GRANDE.

Chihuahua se limpió esta tarde. Sus calles, sus edificios, su gente... El agua purifica y se lleva lo malo. Acorde a su destino, gota a gota baja a la tierra para dejarnos un poco de Dios.

Pero hay un problema. La lluvia termina, saldrá el sol nuevamente y con él se irá esta agua divina. Se evaporará y sólo quedará el recuerdo, el vapor, la humedad...



Y es aquí donde radica lo interesante... Si gozamos la lluvia sólo mientras sus gotas nos mojan la cara, el cuerpo y el alma, será una felicidad pasajera... Si nos dejamos abrumar por su ausencia cuando ésta se evapora, nos estarémos negando contundentemente a percibir la bendición que representa.

Si no estamos listos y con el corazón dispuesto a amar y a llenarse mientras se vuelca en los otros, ese amor se secará al igual que la lluvia con los rayos de sol.

_IMD_