Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2015

Dame Señor...

Imagen
Dame Señor memoria, para recordar tu paso en mi vida.
Tu voz en mis años, tu huella en mi historia.

Dame Señor lucidez, para aprender en los errores cometidos,
en las tareas afrontadas, en los sueños concebidos y en las metas alcanzadas.

Dame Señor gratitud, para evocar los momentos de fiesta,
los días de risa, los instantes en que todo encaja;
pero dame también la libertad para dejarlos ir.

Dame Señor confianza para hoy, para recordar que este día, cada día,
es tiempo de vivir, luchar, amar, anhelar y a veces desesperar.

Dame ocasión para reír y callar, para el esfuerzo y la calma;
que comprenda que en cada jornada está la vida entera,
con sus pequeñas historias y sus grandes misterios.
Que cada hoy está alumbrando posibilidades, que tú siempre estás.

Dame Señor valentía para perseguir un mañana posible,
para imaginar tu reino, para abrirte puertas en los muros que se levantarán en los caminos.

Dame Señor entusiasmo, para alzarme cada día con la fuerza de tu Espíritu,
que ilumina, al…

Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPCD)

Imagen
La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y su Protocolo Facultativo fueron aprobados el 13 de diciembre de 2006 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, y quedaron abiertos a la firma el 30 de marzo de 2007. 
Se obtuvieron 82 firmas de la Convención y 44 del Protocolo Facultativo, así como una ratificación de la Convención. Nunca una convención de las Naciones Unidas había reunido un número tan elevado de signatarios en el día de su apertura a la firma. Se trata del primer instrumento amplio de derechos humanos del siglo XXI y la primera convención de derechos humanos que se abre a la firma de las organizaciones regionales de integración. Señala un "cambio paradigmático" de las actitudes y enfoques respecto de las personas con discapacidad.
La Convención se concibió como un instrumento de derechos humanos con una dimensión explícita de desarrollo social. En ella se adopta una amplia clasificación de las personas con discapacidad y se reafirma …

Hacia un nuevo día

Imagen
Frecuentemente me pregunto, Señor,
con el corazón lleno de angustia
¿por qué el hombre tiene que morir? Y
¿por qué existe un fin para sus cosas?

La muerte nos asusta
porque trae consigo lo desconocido,
nos sumerge en la oscuridad, ¿por qué?
Estos " por qué”
me punzaban profundamente.

Por largos momentos me detuve
en estos pensamientos.
Después te conocí, Señor,
y comprendí todo.

Tu palabra me ha cautivado
y me ha dado una respuesta
llena de amor y de esperanza.
La semilla muere para hacer germinar a la planta.

Tú moriste para darnos una nueva vida.
También nosotros morimos para vivir nuevamente junto a ti en la luz.

Te espero, Señor, porque sé que estarás allá, con los brazos abiertos, para guiarme hacia un nuevo día.




Fuente: http://es.catholic.net/op/articulos/16858/16-cuando-pierdes-un-ser-querido.html


(20/mayo/2015)
A dos meses de tu partida Martín Alonso Colmenero Ledezma, sigues presente en mi corazón y oraciones, sigue doliendo tu absurda ausencia.