Me gusta...

Me gusta observar

Disfruto llenarme los ojos de gente, colores, formas... percibir la dulcísima cadencia que tiene este mundo al avanzar, atrayéndonos hacia ella, con todo el amor de su fuerza de gravedad.



¿Qué sería de la vida sin...

los cafés tumultuosos en la tarde?
las pláticas de sobremesa de política o "cosas peores"?
las conflictuadas calles céntricas y toda su parafernalia?
los comerciantes?
los niños juguetones?
las parejas que, abrazadas, pasean su amor en los parques?
el tráfico de mediodía?
las luces centelleando en el semáforo, mientras la gente tiene prisa?
el ruido de las transacciones en el mercado, entre frutas y flores?
el murmullo eufórico de los niños al salir de clases?
el caos hidráulico y urbano de las lluvias vespertinas?
el sol de la mañana?..

Y sucede que me gusta la vida

la vida y sus contrastes, luces y sombras
la tarde cayendo, la noche profunda e infinita
la playa, mis cerros, el bosque



Adoro el aroma del café por la mañana
el color del vino y el sabor de la charla
el tequila que raspa la garganta y quita las penas

Disfruto el abrazo de mi madre, que aconseja y alivia
la caricia de mi padre
el beso del amor... cuando lo hay

Amo viajar
me entusiasma tomar los boletos y las maletas
pero si soy yo quien toma el volante, prefiero encender el motor y acelerar

Esto ya se convierte en una lista de aficiones y nimiedades
lo importante
es que esta tarde
me gusta vivir

IMD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Entrevista con Dios (Parte I de II)

Ojos color sol

En un día gris...