A barrer

Si por algo debemos agradecer, es por tener claras nuestras prioridades, objetivos y amores. Para dedicar a éso la vida entera.

Para una persona vacía e infeliz, siempre será más fácil echar la culpa a l@s otr@s de su desdicha, en lugar de hacerse cargo.

Para una persona vacía parece justificación su infelicidad, para arrasar con el prójimo... mostrando sus carencias afectivas. Cuesta trabajo identificarlos sin engancharse, pero no es sano. No podemos bajar a un nivel tan pobre de la humanidad.

Si somos especialistas, si tenemos herramientas para brindar apoyo terapéutico, entonces tenemos opción de apoyarle. Si no, más vale dar la vuelta y seguir.

Teniendo claro el camino, es fácil barrer de nuestra vida todo lo innecesario, gratuito, dañino e inútil.

En el equilibrio y la sencillez radica la plenitud. Ser honesto con un@ mism@ y con los seres amados. Lo demás, es irrelevante. 

¡A barrer!
Imagen de @Neopublicistas

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Entrevista con Dios (Parte I de II)

Ojos color sol

En un día gris...