"Si quieres... todo es posible" II

Comparto con mucha alegría la historia publicada en El Universal, de un joven entusiasta con discapacidad auditiva que es pionero al cursar un doctorado en México.

Ejemplo viviente de que "Si quieres... todo es posible".

Liga a la publicación original: http://m.unionyucatan.mx/movil?q=articulo/2012/12/04/ciudadanos/merida/politicas-publicas-no-limitaron-al-primer-sordo-en-tener-un-do



René González Puerto, quien desde su nacimiento es sordo, tuvo grandes dificultades en el proceso de socialización y educación, pero su familia, dijo fue parte importante como apoyo para salir adelante y convertirse en el primer sordo con doctorado a nivel nacional.

René es licenciado en Psicología y es el único sordo a nivel nacional que tiene una maestría y está por concluir un doctorado en Ciencias de la Educación.

Él fue muy tajante en que la problemática mayor a la que se enfrentó y se enfrentan muchas personas con discapacidad auditiva, es la educación.

“La Secretaría de Educación no tiene en su área de educación especial la participación de ningún sordo, y la educación que se imparte a las personas con discapacidad auditiva no puede ser igual que para los demás porque nosotros tenemos nuestro propio idioma para poder comunicarnos”, indicó González Puerto.

Él explicó que la única limitante que tienen los sordos es precisamente el hecho de no oír, por lo que su comunicación se ve limitada, y los procesos de socialización también.

“Yo soy sordo, pero puedo hablar, aunque mi tono no es como el de ustedes, puedo hacerlo, desde niño lo empecé a desarrollar, pero otros no han tenido la oportunidad de hacerlo y por eso no emiten sonido, pero para integrarse a la sociedad es necesaria la comunicación” argumentó.

La falta de personal capacitado que conozca el lenguaje a señas para sordos en las aulas provocó que su paso por la universidad fuera complicado.

“Yo fui el único sordo en la carrera y también en el doctorado, pero llegar a este punto ha sido muy difícil, pues a veces es cansado y ver que es muy difícil insertarse a la sociedad te desgasta, pero el apoyo de mi familia me ha permitido llegar a este nivel”, relató.

Una de sus metas es lograr que el Gobierno del Estado de Yucatán implemente educación especializada para sordos y sordas, pues recordó que la ley establece que es una obligación el acceso a educación para las personas con discapacidad, pero la que se imparte, no es de calidad ya que no está adecuada para a sus necesidades.

“La única limitante de los sordos es que no escuchamos, pero al aprender con base en nuestro lenguaje podemos integrarnos en la sociedad y tener acceso a la educación profesional y nuestro siguiente paso es lograr que se tenga una universidad para sordos como en Washington DC”, indicó González Puerto.

Expresó que él comenzó a los 14 años a capacitarse en el lenguaje de señas y aunque ha tenido avances, no han sido los que él quisiera, por lo que sigue esperando nuevas políticas públicas especializadas para personas con discapacidad auditiva.


NOTA (de la bloguera): El término correcto es "lengua de señas". En este caso "lengua de señas mexicana".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Certeza en el silencio

En un día gris...

Poema y poesía