Libertad para creer. Creer para ser libre.


"Los ojos no pueden ver bien a Dios, sino a través de lágrimas."
Víctor Hugo


Si Víctor Hugo tenía razón en sus palabras, la imagen de Dios estaría muy clara para el mundo en la actualidad, independientemente la denominación que cada uno escogiera.


No es novedad lo que deseo compartirles, lamentablemente en los ciclos de la historia mundial han habido múltiples tragedias por motivos religiosos. Lo que duele más es que seamos capaces como humanidad de poner nuestra "curiosidad" (Curiosity) en Marte y en contraste permitamos que la indiferencia nos tome en las cosas que ocurren en este planeta que nos ha tocado habitar.

La intolerancia religiosa destroza una de las libertades fundamentales del ser humano: la libertad de credo. Actualmente en México hemos visto cómo en una comunidad pequeña denominada la "Nueva Jerusalén" se ha distorsionado el respeto a este derecho y se mantiene un conflicto social por la obstinación de algunos intolerantes que han "tomado el pueblo" para imponer sus creencias.

Pero en otras latitudes la cosa está aún peor, al grado de exterminar a personas por motivos religiosos. Se trata de Nigeria. 

Nigeria está al oeste de África y es el país más poblado de ese continente (Más de 161 millones de personas). De acuerdo con un informe de 2003, el 50,4% de la población de Nigeria son musulmanes, el 48,2% son cristianos y el 1,4% son de otras religiones.

Desde que en los años 60's fue descubierto petróleo, la economía nigeriana pasó de ser agrícola y de pastoreo, a industrial. Actualmente es uno de los países africanos que más se han desarrollado. No obstante, la fuerte dependencia del petróleo y que éste se encuentre en manos de empresas extranjeras, hace que existan graves desigualdades sociales, donde la mayoría de los nigerianos vive con menos de un dólar al día.

En este contexto, se ha presentado en los últimos años  una irracional matanza de nigerianos que profesan el cristianismo.

Con mucho dolor, comparto algunas notas, esperando que al menos nuestra oración e indignación ante este caso, contribuyan a que no pase más una barbarie de este tipo.

IMD
Fuentes: 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Certeza en el silencio

En un día gris...

Poema y poesía