Dejar pasar

Semanas atrás leí en twitter una frase sencilla pero, a mi parecer, valiosa: "Si no sueltas el pasado, con qué mano tomas el futuro".

¿Han sentido que en ocasiones ocurren "ciclos" en su vida? ¿Han vivido momentos significativos que no tienen comparación con los demás que les preceden?

Tanto los mejores como los peores momentos de la vida son únicos. Se dice que no es más oscura la noche que cuando está por amanecer. De igual forma nuestra luz puede ser tenue y delicada o intensa e incandescente.

Así es la vida, un incesante ciclo, una larga cadena de momentos.

Hay ciclos que nos cuesta mucho esfuerzo (incluso dolor) asimilar, pero también hay sorpresas que llegan a sacudir cada rincón de nuestra existencia, para llenarla de luz y contento.

Debemos de confiar, no tener miedo. Si somos religiosos sabremos que Dios es el verdadero autor, el que en su inmensa sabiduría conducirá nuestros pasos al mejor puerto. Si somos escépticos, podremos confiar en nuestra propia vida y en nuestro interior hallaremos la paz que nos permita "soltar" el pasado y despejar las manos... el corazón.

¿Cómo podrán llegar nuevas alegrías a nuestra vida si el corazón está ocupado, saturado... desorganizado?

Dejemos que los ciclos ocurran. No temamos al cambio, en cualquier dimensión de nuestra vida. Es necesario que nos transformemos para encontrar la mejor versión de nosotros. Si todo permaneciera estático, seríamos como el agua quieta e inerte de un pantano.


Dejemos que la vida fluya, el próximo ciclo siempre será mejor.

IMD

Comentarios

Karimmm dijo…
M fascino amiguitaaa, t copiare la frase final!
Nos gusta tener todo bajo control. los humanos somos reacios a los cambios.

Saludos.

Entradas más populares de este blog

Certeza en el silencio

En un día gris...

Poema y poesía