De mil amores

De mil amores: cláusula del lenguaje coloquial que nos evoca a la acción hecha "con mucho gusto, de muy buena voluntad". 

Parto de este concepto que nos da la Real Academia de la Lengua (tan socorrida por obsesivos de conocer el idioma, como su servidora) para compartirles el hábito que he ejercitado de observar a los seres humanos que me rodean, no importando el contexto que nos toque compartir.

Cada vez me doy cuenta de que, en efecto: el mundo es un pañuelo. Hay círculos sociales en los que convergen las mismas personas, incluso de ciudades o países distintos. Es como si existiera un solo equipo de trabajo, al servicio de los demás, en todo el mundo. Ejército de voluntades que laboran, silenciosamente, para hacer de éste, un mundo más amable.
Mujeres y hombres que a diario se visten, de sonrisas y amor, para atender a otros, principalmente a quienes menos tienen, pero que comparten dignidad, esencia. 

Miles... millones de personas haciendo cosas positivas que cotidianamente no salen en la tv ni en los periódicos. Promotores del amor que son anónimos, pero que su labor es transformadora para individuos y grupos.
Por lo anterior expuesto, me resulta complicado entender que existan personas que se sientan incapaces o que no deseen colaborar a la evolución del mundo, a través del amor a los "otros" ("los otros que no son si yo no existo, los otros que me dan plena existencia..." escribiera Octavio Paz).

Se necesitan "amorosos", máxime en rincones tan sensibles como mi tierra, donde un grupo creciente de personas, contaminadas por el odio y la insensatez, han infundido temor y duelo.

Se necesitan enamorados del mundo, personas amables, gente que sepa compartir y multiplicar el amor, entendido literalmente como: "sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser"; o en otra de sus acepciones: "sentimiento (...) que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear". 

La vida transcurre con nosotros, sin nosotros o a pesar de nosotros. No permitamos que  llegue el fin de nuestra vida y que sólo la nada nos trascienda. Ya sea con un árbol, un perro... con los seres que nos rodeen. Dejemos una estela de amor que dé sentido a la luz que se nos brindó cuando llegamos al mundo; no para alumbrar, sino para iluminar a través de "los otros".
 

Iluminemos el mundo, hagámoslo "de mil amores".
IMD

Amor... literalmente: www.rae.es

Comentarios

Clara rscj dijo…
Irlanda... No nos conocemos, pero creo que me voy a hacer fan de tu blog. Gracias por compartir estas cosas... A ver qué día voy a Chihuahua y nos conoceremos en persona.
Clara, rscj
MARINA dijo…
IRLANDA, GRACIAS QUE ARTÍCULO TAN HERMOSO, ME GUSTÓ MUCHO ME HIZO PENSAR,HAY QUE PROMOVER MAS ESTE TIPO DE PUBLICACIONES QUE NOS LLEVAN A TODAS Y TODOS LOS QUE TRABAJAMOS EN EL SERVICIO DE LOS DEMÁS, A ENTREGAR GENEROSAMENTE NUESTRA VIDA. GRACIAS MARINA
Anónimo dijo…
Hola niña hermosa... sabes aunque no nos veamos muy seguido, es muy lindo leerte, no te lo habia comentado antes, la mayoria de las veces leeo tu blog y me encanta. Gracias por tus reflexiones, te mando un abrazo. Te quiero mucho.
Michelle Magos
Irlanda Mtz. dijo…
Clara: Muchas gracias por regalarme el tiempo de tu lectura, así como tan bello comentario. Será un honor recibirte en esta tierra y conocernos. Un abrazo fraterno.
Irlanda Mtz. dijo…
Muchas gracias Marina, coincido en que hay que promover, no sólo las publicaciones, sino el servicio a los demás. Lo necesitamos, además del beneficio a "los otros", por el aprendizaje y crecimiento de quien da, de corazón. Un abrazo.
Irlanda Mtz. dijo…
Michelle, amiga, muchas gracias. En efecto, no nos hemos visto en buen rato, pero se conserva intacto (creciendo) el cariño que te tengo. Gracias por pasar por aquí. TQM
Anónimo dijo…
Que me ha gustado mucho... Quien no vive para servir, no sirve para vivir. Un beso de Cuquis y family, jajaja.

Entradas más populares de este blog

Entrevista con Dios (Parte I de II)

Ojos color sol

Soy el amo de mi destino