Signos de puntuación

Se cuenta que un señor, por ignorancia o malicia, dejó al morir el siguiente testamento sin signos de puntuación:


«Dejo mis bienes a mi sobrino Juan no a mi hermano Luis tampoco jamás se pagará la cuenta al sastre nunca de ningún modo para los jesuitas todo lo dicho es mi deseo».



El juez encargado de resolver el testamento reunió a los posibles herederos, es decir, al sobrino Juan, al hermano Luis, al sastre y a los jesuitas y les entregó una copia del confuso testamento con objeto de que le ayudaran a resolver el dilema. Al día siguiente cada heredero aportó al juez una copia del testamento con signos de puntuación.

Juan, el sobrino:
«Dejo mis bienes a mi sobrino Juan. No a mi hermano Luis. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Luis, el hermano:
«¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¡A mi hermano Luis! Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

El sastre:
«¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. Se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

Los jesuitas: «¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. ¿Se pagará la cuenta al sastre? Nunca, de ningún modo. Para los jesuitas todo. Lo dicho es mi deseo».

El juez
todavía pudo añadir otra interpretación:« ¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco. Jamás se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».


Así que el señor juez, ante la imposibilidad de nombrar heredero, tomó la siguiente decisión: «... Por lo que no resultando herederos para esta herencia, yo, el Juez me incauto de ella en nombre del Estado y sin más que tratar queda terminado el asunto».


Moraleja:
No permitas que se interpreten tus ideas de manera diferente a como las pensaste. Para ello, procura escribir los signos de puntuación correctamente.

Comentarios

Hada Saltarina dijo…
¡Fantástico! Te felicido por este recordatorio tan importante
Sara O. Durán dijo…
Un puntito puede cambiar el destino de las personas. Por eso ¡ME OPONGO Terminantemente! al "Slash Language" que ha generado el uso del celular, en que ni la ortografía ni la puntuación se usan. Siendo tan importante.
Irlanda Mtz. dijo…
Lo peor del asunto es cuando las faltas de ortografía son también en el lenguaje oral... Es algo en lo que deberíamos poner mucho énfasis en la educación de niños y jóvenes, pues ya en edad adulta es más complicado darle estructura al lenguaje. En fin. Gracias por compartir sus impresiones.
jaime jimenez dijo…
muy interesante blog y muy buena enseñanza con esta lectura :)

Entradas más populares de este blog

Entrevista con Dios (Parte I de II)

Ojos color sol

En un día gris...