Ser comunidad...

Una comunidad de personas de ideas afines, no es un signo de fraternidad, es un signo de sí mismo.

La tentación de nuestra sociedad es la búsqueda de comunidad sólo con el fin de encontrar personas que comparten nuestras opiniones, nuestros prejuicios y nuestra sangre.

Los conservadores se asocian con los conservadores, los progresistas con progresistas. los ancianos son enviados a hogares de ancianos, los adolescentes pasan tiempo con los adolescentes, y así sucesivamente.

La Sra. Margaret Tatcher solía preguntar a la gente, "¿Es uno de nosotros?"
Debemos rechazar esa tentación.

En lugar de ser homogéneos, como un bloque de helado de vainilla, debemos ser como una buena cazuela, en la que los diferentes ingredientes dan el sabor.



"Nuestra capacidad para soportar la diferencia y llegar a disfrutarla,
es también parte de nuestro testimonio de ser comunidad".

(Red de Educación Formal del Sagrado Corazón)

Comentarios

Sara O. Durán dijo…
Creo que sería el ideal de convivencia.

MUy buena entrada, felicidades.
Hada Saltarina dijo…
No puedo estar más de acuerdo contigo. En la diferencia está la riqueza y el ejercicio de la tolerancia. Además, como decía Jesús, "quien no está contra nosotros, está con nosotros". Buscar lo que nos une en vez de ciegas y absurdas confrontaciones basadas en lo que nos diferencia sólo nos conduce a la obcecación.

Besos
julia rubiera dijo…
bellas y sabias letras nos regalas, esta asturiana sin esperar ser molestia se queda en tu bella morada, un besin.
Irlanda Mtz. dijo…
Sería el ideal Sara, si podemos imaginarlo, haremos lo posible por lograrlo. Besos!
Irlanda Mtz. dijo…
Querida Hada, esa ceguera es la madre de la soledad y la tristeza. Es cuestión de abrir el corazón (y los ojos) para observar la riqueza de lo que nos rodea. Saludos cordiales.
Irlanda Mtz. dijo…
Ozna, bienvenida a esta humilde morada, que se complace de recibirte.

Entradas más populares de este blog

Certeza en el silencio

En un día gris...

Poema y poesía