Enigmas

Todos tenemos un enigma
y como es lógico ignoramos
cuál es su clave su sigilo
rozamos los alrededores
coleccionamos los despojos
nos extraviamos en los ecos
y lo perdemos en el sueño
justo cuando iba a descifrarse

y vos también tenés el tuyo
un enigmita tan sencillo
que los postigos no lo ocultan
ni lo descartan los presagios
está en tus ojos y los quitas
está en tu pecho y lo cubres
está en mi enigma y lo abandonas.

Mario Benedetti


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Entrevista con Dios (Parte I de II)

Ojos color sol

En un día gris...