Más "Reality" y menos "Show"


Se armó la controversia en esta tierra noble y generosa que es México. Donde las "promotoras de la cultura contemporánea" son Niurka y Laura Bozzo; el ejemplo de un Gobernador preciado es Mario Marín o Fidel Herrera; el Legislador "idóneo" es Fernández Noroña y el modelo a seguir es algún capo de las "mafias nuestras de cada pesadilla" o, peor aún, el ídolo de las masas es un individuo con 3 kgs. de vaselina en el copete y 2 neuronas que desconocen siquiera el concepto de "sinapsis".


Las redes sociales más populares en internet se saturaron de mensajes sobre la "censura", la "libertad de expresión" y toda su parafernalia. Algunos protestan, otros se burlan y, otros muchos, toman partido (no político, pero tampoco de balompié y ya es "ganancia").

No voy a polemizar (Sí, leyó bien mi querido y gentil lector), no tomaré alguna postura (de momento) sobre el caso particular de la periodista Carmen Aristegui, pues respetaré el argumento que a usted más le convenza sobre si debió o no salir de MVS radio, sin embargo quiero puntualizar algunas cosas sobre la espiral de opiniones que ha generado este caso.


Primero: La libertad de expresión es eso, "libertad" y, por ende, es "pareja" (aunque en la praxis...)
No podemos alegrarnos de que un micrófono se cierre, pues así fueran banalidades lo que deseara expresar, tod@s tenemos el legítimo derecho de opinar lo que mejor nos plazca, le guste o no a la "raza".

Segundo: Si bien uno de los más grandes logros de los gobiernos del PAN en esta "transición democrática" que inició en el 2000 ha sido el respeto a la opinión de los mexicanos, no debemos ignorar que algunas medidas y/o estrategias han sido desatinadas, por parte de las áreas de comunicación social del Gobierno Federal.

Tercero: Según la (No tan honorable desde que aceptaron el término "chido") Real Academia de la Lengua Española, "Censura" significa: Dictamen y juicio que se hace o da acerca de una obra o escrito / Intervención que ejerce el censor gubernativo, etc., y eso, "ay disculpen" es la realidad diaria en muchos medios de comunicación provincianos (y uno que otro nacional).

Ojo: No sólo me refiero al acoso/presión hacia periodistas, esos son lamentables gajes del (dijera un querido maestro en la universidad) "Segundo oficio" más antiguo del mundo. Censurada está la voz del pueblo, las verdaderas opiniones de los ciudadanos.

Eso, sin tocar siquiera el tema del periodismo "basura" que inunda millones de ejemplares impresos y horas de televisión, con nota roja y amarillenta, que sólo llenan de morbo a las audiencias, sin respeto alguno a la dignidad de las personas.

A la gente "de a pie" nos duele más el "llegar" a la quincena, conseguir empleo, la inseguridad, la falta de oportunidades... En la lista de prioridades de Juan Pueblo, no figura el chisme de que X o Z político es codependiente a la "politiquería y a las mantas", asiduo tomador de bebidas embriagantes, o si planea "lanzarse" nuevamente a otro cargo político.


Por piedad, que en México apaguemos la "Caja idiota", le perdamos la credibilidad ciega a "Telerisa" y comencemos a vivir, como seres humanos y no como androides.
Ya es hora de tener: Más "Reality" y menos "Show" (Valgan los anglicismos).

IMD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Certeza en el silencio

En un día gris...

Poema y poesía