septiembre 18, 2010

Patria

Según la Real Academia de nuestra gloriosa lengua española, Patria, proveniente del latín, significa: tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos. 

Otra acepción aceptada por la RAE, es lugar, ciudad o país en que se ha nacido.

México es mi patria, al cuadrado. Nací en México y me une la ley, la historia y el profundo amor que siento por esta nación.


Nací mexicana, hace 25 años. 9 meses antes del trágico terremoto en la capital. Perteneciente a la generación "emparedado" (por no usar anglicismos) entre la X y los modernos "ninis".

He tenido la fortuna de percibir cómo sabe México, sus olores, colores... la magia que surge de cada rincón, que se posa en la mirada de los viejos, que ilumina la sonrisa de los niños.

Niño en el Palomar

Atesoro el calor de su música, desde las "pascolas" en mi sierra (la madre occidental, la tarahumara) hasta las "jaranas" en la blanca Mérida.

Me enamoro de sus playas, de las aguas de Holbox, de la arena de Tulum. Las olas hipnotizantes de Mazatlán, o las que bailan con la tambora en Vallarta.


Disfruto la lluvia del Distrito Federal, sus calles, sus museos. La catedral y el Palacio Nacional.

 Ángel de la Independencia (Sept. 2008)

Las ruinas de Paquimé, con la sencillez de los Anazasi. La arquitectura maya, desde Dzibilchaltún hasta Chichén Itzá.

La maravilla de Palenque. Las colosales cabezas de La Venta. Aprecio el café de Veracruz, la carne de Chihuahua, los mariscos de Champotón, el mole poblano, los tacos de Cuernavaca, las tortillas del centro (De colores y maiz prieto).





Extraño viajar en "calandria" por San Carlos.  Ver el atardecer en La Paz, o en Tuxpan, o Manzanillo. No importa en qué parte de México esté, cada metro cuadrado reserva innumerables bellezas que sólo un corazón entregado, respetuoso, merece disfrutar.

Atardecer en Mazatlán
No sólo hay 200, son millones las razones para festejar por esta patria maravillosa. Pedir por la paz, por la unidad de su gente, porque eso somos, "su gente".

Es ridículo poner más empeño en criticar, en destruir, que en crear mejores condiciones personales, familiares, sociales. 

Es gratuito todo aquél comentario negativo contra esta nación que ha resistido los peores embates de la historia.

Si México ha logrado vivir sus primeros 200 años,  a pesar de los malos mexicanos, es suficiente evidencia que con nuestra voluntad o sin ella, el destino está escrito y será glorioso.

De nosotros, los mexicanos, depende que tan lejana será la prosperidad. No me queda duda de nuestra ignorancia, pero confío que si en esta noble tierra se encuentra tanta belleza, algo de ella tendrá que influir y colmar nuestra conciencia de gratitud, correspondencia y fortaleza, para luchar juntos, para darle continuidad a un bicentenario honroso, para un futuro milenario.

Gracias México.


6 comentarios:

Sara O Durán dijo...

Con tu hermoso artículo hasta se antoja viajar por nuestra patria y disfrutar de todo su patrimonio cultural y turístico.¡Quién pudiera hacerlo! Haces que nazcan unas ganas enormes por luchar para recuperar lo que permitimos que nos robaran. Te felicito, y te aseguro que me has sensibilizado lo sufiente como para hoy ofrecer lo mejor de mí en ese sentido.

Sara D.

Armonizando el enigmático mundo del silencio dijo...

Felicidades burrirli, y como dice tu mamà dan ganas de recorrer todos y cada uno de los rincones del Mèxico moderno y rememorar su historia, y vaya que 200 años no han sido sencillos para los millones de mexicanos.
Y es que todavìa no conozco las tierras norteñas, pero si gran parte de los lugares que has rememorado.
Saludos duende pecoso.

Fernando F. dijo...

Vaya que lindo escrito, pero que me dices de la mujer Mexivana que hace ese escrito?? creo que tambien hace tanta falta mujeres como tu, con ese pensamiento, con esa vision, con esa inspiracion...si una bella inspiracion que no hace fala tener una musa para hacer bellos escritos, basta con lo que Dios nos ha dado para hacer grandes obras.
Felicidades es muy interesante y bello tu escrito.

LuisVillavi dijo...

A seguir trabajando Irly. El ejemplo arrastra, y creo que también en este caso servirá:
Mientras las personas ven que habemos aún muchos que disfrutamos, amamos y creemos en México, no creo que un poco de su sangre no hierva también; no creo que no les vibre el corazón y se inflame hasta no caber en el pecho.

Seguimos trabajando niña!

Irlanda Mtz. dijo...

Gracias por sus amables comentarios. Este escrito es sólo un breve reflejo del encanto que tiene nuestra tierra y de lo mucho que lo aprecio.

Saludos cordiales.

Elizabeth dijo...

No se puede amar lo que no se conoce y no se puede defender lo que no se ama.
Para conocer México puedes recorrerlo de norte a sur o puedes simplemente visitar algún mercado y ver es esfuerzo de la gente que lucha por el pan de cada día, sentarte en una plaza para ver a los ancianos platicar, a los niños jugar junto a sus padres y de seguro no ha de faltar un poco de música para alegrar los corazones de los jóvenes al pasar.
No cabe duda que los mexicanos nos movemos a diferentes sones pero hacemos una buena sintonía

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...