Brújula extraviada

Es curioso. A pesar de encontrarnos en una época de grandes adelantos científicos, de innovaciones tecnológicas, donde es fácil emplear herramientas sofisticadas para realizar cualquier tarea, parece, que hemos extraviado una de las más sencillas y rudimentarias ayudas: la brújula.


En la política, en lo personal, en lo académico, y en el deporte... nos hemos convertido como sociedad en receptores pasivos de unmensaje prediseñado para lo que "nos conviene" asimilar. ¿Cuántas veces no nos hemos sentido como simples actores en una obra de mal libreto? o en su caso, ¿Podemos distinguir a nuestro alrededor a quienes la vida se les construye por sí sola ante sus ojos inmóviles?
¿A qué me refiero?.. Sencillamente, los seres humanos nos estamos desvaneciendo, y dejando en nuestro lugar a unas máquinas humanoides sin capacidad de raciocinio, de empatía, de acción.
Hace algunos días, en diferentes espacios y con diferentes personas, he podido dialogar en torno a la ética y a su diferenciación con la moral. La moral se refiere a un conjunto de creencias, costumbres y normas sociales de un grupo o comunidad en particular, que sirve como guía para lo que es moralmente bueno. Mientras que la ética, no se circunscribe a algún contexto en específico, sino que es un valor, un precepto universal, que nos marca lo que es correcto, sin caer en relativismos etnocentristas ni subjetivistas.

Por ello es incorrecto el afirmar: "En mi ética, abortar es permitido"... "A mi juicio, el aceptar sobornos no es anti ético"... "Tu ética... Mi ética". Esta supuesta y conveniente diferenciación, es una falacia. No somos capaces de apropiarnos de la ética, empero, es un concepto universal. Como humanos nos queda únicamente el ser congruentes con sus postulados y actuar en consecuencia.
Si como mujeres criticamos el machismo y la falta de oportunidades, hay que engendrar, criar, fomentar hombres y mujeres responsables, que se esfuercen en ganarse, con sudor, cada escaño que quieran subir y no con esa falsa bandera de la "equidad" enmascarar un feminismo exacervado.
Debemos como ciudadanos, criticar profundamente las prácticas corruptas en el trabajo, en las escuelas, en la política. Pero de igual manera tener el valor de no caer en corruptelas cuando nosotros seamos los que toquemos la puerta y pidamos apoyos en nuestra calidad del "hijo, del hermano, del cuñado, del vecino" a algún conocido que pueda cambiar la balanza a nuestro favor.
México necesita urgentemente hombres y mujeres éticos. No podemos bajarnos la luna y las estrellas, pero si podemos esforzarnos por alcanzarlas con actos congruentes que manifiesten nuestra voluntad de hacer bien las cosas.
En lo pequeño, en lo privado, resulta sencillo denostar, juzgar... pero es complejo poner el ejemplo, actuar en consecuencia con lo que se dice.
Ante las calamidades diarias en nuestra localidad, con el miedo terrible de la inestabilidad económica mundial, ante la realidad doliente de muchos de nuestros hermanos, a causa de la pobreza, de los desastres naturales, de la ignominia... hacen falta mexicanos que tengan muy claro a dónde debemos ir, hacia dónde debemos empujar este país, para sacarlo adelante.
Con el primer intento de hacer bien las cosas, por más pequeñas que éstas sean, podrémos recibir la recompensa. Una sonrisa, un "no" a tiempo, una hora más de trabajo son quizá pequeñas muestras de lo que nos haría ser diferentes a los demás, a quienes la brújula les ha sido negada.
IMD

Comentarios

Laura Müller dijo…
Amiga, que buen articulo, haaa la mentada brujulaaaaaa, que dificil es intentar mantenerse sobre el lado correcto en una carretera llena de hoyos y baches y asi es como se encuentra nuestro pais, lleno de hoyos por todos lados algunos de ellos cubiertos con mal pavimento que a la primera lluvia desaparecen. Carretera que se disfraza de azul y naranja, pais que se disfraza de rojo, verde y blanco y muy cercano se siente el nuevo disfraz en amarillo y negro, al grito de conductores cansados de echarse las llantas en el camino...
Federico C. dijo…
Es cierto, México ha perdido la brújula, es decir, los Mexicanos hemos perdido la brújula.

Para mi la "Moral" es a la ética lo que "El cuerpo" a la Medicina. La Etica es el conjunto de elementos (principios, metodogías, postulados, etc.) que permiten conducir al individuo hacia un puntdo de constante auto análisis, crítca y reflexión, a fin de que sea sus actos permanezcan aprobados desde la óptica de la moral (Bien o mal)"

Los únicos actos éticamente calificables son los de los individuos; y para poder "fallar" a favor o en contra de los mismos, deben ser pasados por varios filtros:
* Conocimiento: ¿El individuo sabe lo que hace?
* Deseo: ¿El individuo quiere hacer el acto?
* Circunstancias del acto: ¿Donde? ¿Cuándo? ¿A quien? ¿Cuánto? ¿Por qué?y ¿Para qué? se dipo ese acto?

México necesita muchas cosas más, pero si se logra sembrar la semilla de la ética en cada Mexicano y porsupuesto en las instituciones, mantendríamos encendida la flama de la esperanza de ver una vida más equitativa, y se estarían abriendo caminos para erradicar el sufrimiento humano que tanto vemos en nuestra tan dolida patria.

Aún albergo la esperanza de que México se una, tengo la esperanza de que las institiciones funcionen, ideológicamente creo que se debe privilegiar la colectividad y no las individualides, al menos no en las circunstancias tan desequilibradas que prevalecen en nuestro entorno; no creo en privilegiar la PRIVATIZACION y LIBRE MERCADO, pero tampoco en el PATERNALISMO DEL GOBIERNO, creo en la creatividad y talento de los Mexicanos.

Ojalá y que quienes están en puestos de "PODER", y quienes los acompañan en sus labores, se revistan de la ética en cada una de sus acciones, y logren permear con su actitud hasta el último punto de cada una de sus organizaciones, ese sentir de HACER BIEN LAS COSAS, y enmarcados con la moral que exige nuestro pais.

Un abrazo enorme.. y un beso tierno....


Federico
Adriana dijo…
Hola Amiga!!!....felicidades por esta nueva entrega =)
Me encanta la manera en la que plasmas tus ideas, totalmente de acuerdo contigo

TQM!

Entradas más populares de este blog

Ojos color sol

Entrevista con Dios (Parte I de II)

En un día gris...