Nuestra cita


Hemos esperado meses, contado los días regresivamente para llegar nuestra cita, que esta vez se llama: elección.

El domingo 1 de julio, mañana, debemos elegir triple, escoger con plena conciencia a nuestros próximos diputados locales, presidente municipal y sindico (a).

Estamos por presenciar esa cadenciosa armonía electoral que hemos criado en México. Ese ambiente de participación ciudadana, donde la jornada comienza muy temprano para los que participan.

En una elección hay muchos personajes, desde él o la candidata; los representantes de los diversos partidos políticos; los funcionarios del IFE; los observadores electorales; y claro, nosotros, los votantes.

Es emocionante observar las casillas, urbanas o rurales, que desde que están abiertas la comunidad, los ciudadanos se van aglutinando, respetuosamente para ejercer ya no un derecho, sino una obligación.

Es verdaderamente motivante ver como al momento de tener la boleta en la mano y entrar en la mampara, todos y cada uno de los votantes somos iguales. Lo mismo vale el voto de la señora que vive en la comunidad más apartada de la tarahumara, que el voto del dueño de la empresa mas rentable de la región, lo mismo vale el voto de una persona sorda o down, que el voto de algún acaudalado y corrupto funcionario. Esa igualdad es lo que nos da el verdadero poder a los ciudadanos, el poder de elección.

Chihuahua necesita nuestros votos inteligentes. Hemos presenciado mas de 40 días de campaña y a estas alturas mi intención no es "convencer" sobre la elección que yo he tomado, que no responde a estos comicios en particular, sino que es reflejo de una postura ideológica que tome mucho antes de ser mayor de edad.

Los ideales, la convicción y los valores se llevan adentro, se respiran y se sudan con el trabajo que le imprimimos, nuestra ideología nos mueve involuntariamente y es irrefutable. Por ello mi voto huele a PAN, pan calientito, recién sacado del horno, porque estoy convencida que para vivir en democracia debemos actuar como demócratas, desde el horno, desde las llamas que nos forjan al crecer y convertirnos en ciudadanos.

La democracia no se puede emular, no se puede fingir, comienza desde el momento que aceptamos nuestra corresponsabilidad para con nuestra nación, nuestro estado y municipio.

Hoy, te invito a votar, te invito a que durante el tiempo que te separa de las casillas te detengas a pensar lo que quieres para ti y tu familia.

Quieres gobernantes HONESTOS, CAPACES Y HUMANOS, o quieres gobernantes inalcanzables en sus escritorios, ignorantes e indiferentes a lo que vivimos, a las problemáticas reales?

Quieres un presidente municipal que realmente COMPRENDA, ESCUCHE Y ACTUÉ o uno corrupto, elitista y mentiroso?

Quieres legisladores PROFESIONALES Y COMPROMETIDOS o los ya conocidos diputados "levantadedos" que están coludidos y favorecen a intereses de particulares?

La elección es tuya, la razón no se equivoca, se que elegiremos lo mejor para nuestro estado, porque de lo contrario no mereceríamos ni la mitad de sus bondades.

Nos vemos el domingo, votando, respetando las diversas opiniones pero siendo conscientes de que aunque las trincheras sean distintas, solo hay una forma de mejorar y esto es actuando bien día con día, para realmente sentirnos parte de un estado como Chihuahua, que crece y se desarrolla con la fuerza y el corazón de su gente.

A votar!!!


IMD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Entrevista con Dios (Parte I de II)

Ojos color sol

En un día gris...