Para muestra el futbol

Si algo nos distingue a los mexicanos es “La Pasión por el Futbol”… Este mundial, sin duda dejó grandes anécdotas de nuestra idiosincrasia. Hubo quienes viajaron a Alemania con el boleto de avión solamente, sin prever el alojamiento, los costos de las entradas a los partidos, de los traslados terrestres, alimentación y demás. Enarbolando la solidaridad hacia la selección y portando la bandera mexicana y sus colores, en la ropa, el rostro y en su pecho acalorado por la emoción de la ilusión, potencializada por los efectos del tequila, que no olvidaron llevar consigo. Nacionalistas y muy convencidos de ser parte fundamental en el éxito del equipo nacional.

No les importó abandonar sus empleos, la familia, pedir dinero prestado, la elección política, porque: “Esta vez… con Lavolpe, con Osvaldo y Kikin, si la vamos a ‘cer”. Pero, pronto… muy pronto el equipo se encargó de destrozar sus ilusiones. A muchos, los alemanes de “manera muy cortés” les indicaron que -“el coyotito” de la cruda era más viable pasarlo en la cárcel o en albergues para “turistas de aventura”, por no decir para “indigentes e inmigrantes refugiados, que en vía pública”. Y lo más triste para ellos fue que ni siquiera tuvieron la oportunidad de ver ningún partido en persona y en vivo, por las reventas y la estafa que hicieron algunos “changarros Express” que vendieron entradas inexistentes.

El nombre de México se hizo notar… y a veces nos preguntamos: ¿Por qué será que a los mexicanos se nos distingue tan fácilmente en cualquier país al que viajemos?

Por la simple razón de que somos muy “argüenderos”.

La minoría de mexicanos que viajó al más alto nivel y con su paquete previamente organizado y pagado no se sientan aludidos, que en este caso, no son el objeto de esta reflexión.

Las pasiones, el desbordamiento de emociones, la precipitación, el arrebato irresponsable y el protagonismo, son algunas de las características inherentes a nuestra raza. Sin embargo el pasado domingo dimos la sorpresa, demostrando una madurez inédita, por encima de los arrebatos partidistas, y el torrente inacabable de “dimes y diretes" de los candidatos a la Presidencia, que nos han dejado a los ciudadanos con un gran hartazgo, mismo que debemos desechar lo antes posible, Haciendo acopio a esa gran cualidad mexicana que es “La Capacidad de Perdonar y Olvidar”.

Así como hacemos hasta lo imposible por acudir a un mundial de fut, nos ha llegado la hora de aplicarnos con esa misma fuerza para que el país continúe el desarrollo sostenido.

¿Cómo?

- Creando entre todos un equipo verdaderamente competitivo de primer nivel, mediante disciplina, preparación, constancia, compromiso, responsabilidad, dedicación, trabajo, respeto, paciencia, serenidad, aplomo. Asimilando que para alcanzar las metas, se requiere del trabajo de todos los integrantes, que somos la totalidad de mexicanos, sin permitir el protagonismo de nadie, incluyendo al Presidente si es preciso.

- Que cada quien (persona o institución) realice su función y permita que los demás realicen la suya, en vez de criticar lo que no se hace, o lo que no se hace a nuestro gusto. Pensando antes que todo, en el bien común como prioridad. Tejiendo una cadena infinita de soluciones.

- No permitir que enemigos de la nación, continúen entorpeciendo y obstaculizando el crecimiento.

El primer paso lo dimos en el 2000… Este 2 de julio demostramos con madurez y seriedad que ya estamos listos, para defender y crear una gran nación, preservando la democracia y autonomía, siendo justos e imparciales. Con la mente fría para tomar las decisiones que comprometan nuestra estabilidad y seguridad, pero con el corazón desbordante de esa pasión que nos distingue, para condimentar nuestro nacionalismo.

Si seguimos contendiendo de una manera ordenada, bien administrada, coordinada, este partido lo ganamos todos. Faltan aún muchas reformas y ajustes, para alcanzar el cambio, ese cambio soñado por ti, por mí… para los hijos, mexicanas y mexicanos.

Pero… A pesar del susto que nos llevamos, ya sabemos que podemos ¡Hagámoslo!, mantengámonos competitivos en todo, sin tanto argüende, para merecer entonces si, que el mariachi toque y que traigan el mejor tequila, aunque todavía no seamos buenos para el Fut...


IMD / SOD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ojos color sol

Entrevista con Dios (Parte I de II)

En un día gris...